Claves para optimizar el espacio en la cocina


Ante todo, el orden. Especialmente en la mesada, la superficie que necesitamos liberada a la hora de procesar los alimentos.

Las puertas corredizas optimizan el espacio porque ahorran el lugar que quita el rebatimiento. Una alternativa es utilizar una puerta tradicional para ubicar pequeños estantes o algún accesorio donde exponer las especias o para colgar repasadores y delantales.

Aprovechá la altura de las paredes para instalar estantes, que ayudan a multiplicar el almacenamiento. Los que se ubiquen a mayor altura podés utilizarlos para las cosas que no sean de uso frecuente.
Intentá prescindir de herrajes en las puertas y los cajones, que resultan incómodos ante la falta de espacio.
Utilizá el espacio lateral de la heladera para guardar bandejas.

RECURSOS MULTIFUNCIÓN

Incorporá una mesita con ruedas. Te puede servir como apoyo a la hora de cocinar y también para tener a mano elementos de uso frecuente.
Aprovechá las paredes sobre la zona de la mesada para ubicar ganchos para tazas, barrales para cuchillos, repasadores o el rollo de cocina.

SACALE JUGO A LOS MATERIALES

Al pensar en los revestimientos de las paredes y los pisos, inclínate por materiales claros y satinados. Las piezas más chicas dan una sensación de amplitud.
Si utilizás azulejos para las paredes, colocarlos en rombo. El efecto damero achica el espacio.
No apliques más de tres texturas distintas. Tomá en encuentra que una de ellas sea en un material neutro como el metal o el vidrio.
Apostá a las terminaciones satinadas, laqueadas en blanco o en metal para el bajo mesada y la alacena. Reflejaran la luz y le dan a la cocina un efecto de amplitud.
Para lograr un estilo elegí elementos neutros para la base y jugá con textiles como repasadores, frascos o accesorios para dar los efectos de color.

 

Quieres ver mas cocinas ? Aqui

Contactanos
Obtén tu presupuesto y diseño personalizado Aquí